Nos encontramos en un momento crucial en el cual debemos proteger a nuestro organismo ante cualquier posible enfermedad.

Nos hemos distanciado socialmente, mejoramos nuestros hábitos de limpieza y hemos modificado nuestro comportamiento.

La vida ha cambiado: Isabel ya no se encuentra con sus amigas en el gimnasio, y Ricardo no puede salir con sus sobrinos a realizar las compras de la semana, pero desde sus hogares ambos hacen el mejor esfuerzo por mantener una vida saludable por ellos y por los demás.

Desde Nature’s Discount queremos contribuir con tu bienestar. Sabemos que pueden haber muchas dudas sobre cómo estimular y fortalecer tu sistema inmunológico, así que creemos que es importante que conozcas estos 7 suplementos y vitaminas que te ayudarán a mantener tu salud al día. 

Vitamina C

Toda la vida hemos escuchado como el jugo de naranja es una fuente increíble de esta vitamina, pero, ¿qué más sabes de ella?

Esta vitamina es hidrosoluble, lo que implica que se disuelve en el agua y es desechada rápidamente por el organismo.

Aunado a esto, la vitamina C es una vitamina esencial, lo que implica que nuestro cuerpo no la produce. 

Es por ello que debes reponer tu dosis diaria de esta vitamina; además de incluirla en la dieta, los médicos recomiendan complementar tu alimentación a través de suplementos.

Entre otras propiedades, la vitamina C:

1) Si bien no cura la gripe y los resfriados como muchos creen, puede reducir el riesgo de desarrollar complicaciones adicionales como neumonía e infecciones pulmonares.

2) Es una fuente de antioxidantes, lo cual fortalece nuestras defensas naturales y nos protege de enfermedades crónicas.

3) Fomenta la producción de glóbulos blancos, los cuales ayudan a proteger tu cuerpo contra infecciones. Además, lo protege de moléculas dañinas como los radicales libres.

4) Contribuye al sistema de defensa de la piel al fortalecer sus barreras.

La vitamina C también tiene beneficios a largo plazo para tu salud cardiovascular y tu salud mental (fuente: https://www.healthline.com/nutrition/vitamin-c-benefits). 

Zinc

El zinc es un mineral que nuestro cuerpo necesita en muy pequeñas cantidades, lo cual lo agrupa con otros oligoelementos como el hierro.

¡Pero eso no lo hace menos importante!

Este mineral participa en cientos de reacciones enzimáticas y está presente en todas las células de nuestro organismo (fuente: https://www.healthline.com/nutrition/zinc-supplements).

Entre otros beneficios para nuestro sistema inmune, el zinc:

1) Activa las células T en nuestro organismo, que entre otras funciones son las encargadas de la respuesta inmune de nuestro cuerpo.

2) Reduce la duración y la severidad de los resfriados.

3) Debido a su papel en la síntesis de colágeno, la función inmune y la respuesta inflamatoria, también contribuye a la recuperación de heridas.

4) Al igual que otros nutrientes, tiene propiedades antioxidantes.

Es cierto que alimentos como la carne de cerdo y de res, mariscos, arroz integral, chocolate negro, huevos, y maní contienen este mineral. También, puede encontrarse bajo distintas presentaciones de suplementos. 

Vitamina D

¡La vitamina del sol!

La vitamina D se produce en nuestra piel en respuesta a la luz solar. También, la encontramos en alimentos como el salmón, sardinas, yemas de huevo, camarones, leche, cereales, yogurt y jugo de naranja.

No solo forma parte del proceso de síntesis de calcio y fósforo, esta vitamina también aporta beneficios al sistema inmune de otras maneras.

La vitamina D contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades como esclerosis múltiple y enfermedades cardiovasculares. Además, podría contribuir a proteger a tu organismo contra la gripe.

A diferencia de otras vitaminas, nuestro cuerpo sí es capaz de producir vitamina D. Además, es liposoluble, lo que implica que puede ser almacenada en nuestro organismo por más tiempo.

Sin embargo, si tienes pocas posibilidades de tomar sol y además de eso una alimentación restringida, es probable que necesites complementar tu dieta con suplementos para aprovechar los beneficios de esta vitamina.

Complejo de vitaminas B       

¡Un equipo completo que trabaja por ti!

El complejo de vitaminas B está conformado por 8 vitaminas (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12) y tiene funciones metabólicas en el organismo.

Podemos encontrar estas vitaminas en alimentos como leche, huevos, frutos secos, pescados y mariscos, frutas, granos y cereales, y proteínas animales.

Las vitaminas B tienen un impacto directo en nuestros niveles de energía, función cerebral y metabolismo celular, pero además:

1) Contribuyen a la formación de glóbulos blancos, lo cual fortalece nuestras defensas.

2) Contribuyen a la síntesis y transformación de los nutrientes en energía.

3) Son fuente de antioxidantes.

4) Vitaminas como la B12 son vitales para el desarrollo funciones neurológicas, la producción de ADN y el desarrollo de glóbulos rojos.

Al igual que la vitamina C, el complejo de vitaminas B es hidrosoluble. Por esto, el uso de suplementos puede complementar tu dieta para que obtengas todos los beneficios de este nutriente.

Elderberry

Las bayas de sauco no solo son deliciosas y se encuentran en una variedad de suplementos, son un fruto que tiene mucho que ofrecer.  

Estas bayas contienen nutrientes como vitamina A y C, ácido fólico,  potasio, calcio, hierro, y son altas en fibra, lo cual las hacen un poderoso aliado para estimular el sistema inmune (fuente: https://www.healthline.com/nutrition/elderberry#health-benefits)

Entre algunos de sus beneficios, las bayas de sauco:

1) Promueven y regulan la producción de glóbulos blancos.

2) Contribuyen a reducir la inflamación. 

3) Son una potente fuente de antioxidantes, incluso más que la vitamina E en algunos casos.

4) Tienen propiedades antivirales al reducir la severidad y duración de la gripe y los resfriados. 

Por su sabor agrio, estas bayas por lo general son cocinadas antes de ser consumidas o utilizadas en recetas. 

Consumir las bayas de forma incorrecta puede causar problemas estomacales e incluso ser venenoso,  es por ello que los suplementos son una buena forma de aprovechar sus propiedades de una forma segura y concentrada.

Echinacea

¡Un dulce aroma para tu salud!

La echinacea es una planta que proviene del Norte de América y de Europa, que se asemeja a una margarita con pétalos rosados o morados, y un centro grande de forma cónica.

Entre algunos de sus beneficios para estimular el sistema inmunológico (especialmente contra enfermedades virales), la echinacea:

1) Alivia los problemas respiratorios como sinusitis aguda, gripe, asma, y el resfriado común.

2) Es un agente antiinflamatorio y también alivia el dolor.

3) Tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a reparar las células y destruir células dañinas.

4) Contribuye a combatir infecciones como las del torrente sanguíneo, herpes genital, e infecciones vaginales y del tracto urinario.

¿Quieres protegerte contra las enfermedades respiratorias? Te tenemos una buena noticia, las hojas, tallos, flores y raíces de esta planta se utilizan para crear suplementos especialmente capaces de ayudarte.

Probióticos

Tu intestino está cubierto de bacterias microscópicas que forman un microecosistema llamado microbioma. Allí, ellas viven en equilibrio y tranquilidad.

Pero cuando la flora intestinal no está en equilibrio, nuestro intestino acaba siendo poblado por bacterias malas que no ayudan al sistema inmune y dejan al organismo susceptible a enfermedades.

Cuanto más sano esté tú microbioma, más sano estarás tú. La clave para un microbioma sano es nutrir un equilibrio entre las diferentes especies diferentes de bacterias del intestino.

¿Y cómo logramos esto? Con la ayuda de los probióticos y los prebióticos.

Los probióticos  (bacterias y levaduras “buenas”) contienen microorganismos vivos, que se añaden directamente a la población de microbios sanos en el intestino, lo cual fortalece al sistema inmune.

Entre algunas de sus funciones, los probióticos:

1)    Contribuyen con la digestión y la absorción de nutrientes, y combatir la acidez.

2)    Mantienen y reestablecen la flora intestinal en tu organismo. 

3)   Forman parte del tratamiento para condiciones como el eczema, diarrea infecciosa, estreñimiento, e infecciones vaginales y urinarias. 

4)    Impiden la proliferación de bacterias malas en tu intestino.

Los alimentos fermentados como el kéfir, kimchi, kombucha, natto, chucrut, tempeh y yogurt son fuentes importantes de probióticos.

Luego de haber tomado antibióticos, un suplemento de probióticos también te ayudará a recuperar los probióticos que has perdido a causa del medicamento.

Por su parte, los prebióticos son alimentos con alto contenido de fibra que actúan como nutriente para los probióticos y otros microbios buenos en el organismo.

Podemos encontrar prebióticos en alimentos como las frutas, y verduras como espárragos, plátano, ajo y cebolla.

¿No sabes por qué hay períodos en los que sufres de cambios de humor sin razón aparente?

Tu salud intestinal está conectada con tus emociones y cómo te sientes en el día a día (fuente: https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/the-gut-brain-connection)

Y así, pronto volveremos a encontrarnos, pero mientras eso sucede debemos centrarnos en nuestra salud y bienestar.

Mantenerte ocupado y tratar de mantener las rutinas es muy importante para tu sistema inmune. Encontrar la forma de hacer lo que nos gusta, pero de forma diferente también es clave en estos momentos. 

Por ejemplo, desde la distancia, Isabel se conecta todos los días con sus amigas y hacen yoga por internet, y Ricardo se convirtió en el tío favorito que ayuda a sus sobrinos con las tareas de inglés.

Sigue los hábitos de limpieza y comportamiento que ya conoces, y ahora no olvides complementar tus comidas con estos nutrientes para que tu sistema inmune funcione de forma óptima y que, al igual que a Isabel y Ricardo, te proteja de cualquier enfermedad.

En Nature’s Discount, incluso desde la distancia, somos tus aliados en el camino por un estilo de vida más saludable.