¡Estamos separados pero no ausentes!

Las interacciones con nuestros ND-lovers han cambiado, y nos encanta ver cómo muchos de ellos nos escriben para discutir cómo llevar una vida saludable desde casa. 

Hoy recibimos un correo de Gladys, quien vive en un hermoso conjunto residencial en el cual puede salir a pasear con su perro en las tardes. 

Ella notó unas bayas muy particulares en la casa de un vecino, quien le dijo que se trataba de las bayas de sauco. También le dijo que eran muy saludables, en especial en tiempos como estos.

Nuestra amiga Gladys decidió entonces que debía saber más al respecto y por eso nos contactó.

Hoy compartimos con ustedes por qué durante estos tiempos las bayas de sauco son un alimento al cual debes prestar atención.

¿De dónde vienen estas bayas?

Las bayas de sauco, mejor conocidas como elderberries, refieren a una variedad de frutos pertenecientes al Sambucus tree. La familia Sambucus nigra (eldelberry europeo) es la más conocida por sus propiedades medicinales, y su historia data desde los tiempos del 400 AC.

¡Estas bayas fueron utilizadas incluso por los egipcios para curar quemaduras y mejorar su complexión física! Para algunos, las bayas de sauco se encuentran entre las mejores plantas medicinales a nivel mundial.

Quizás las hayas utilizado para algún pastel o mermelada, pero, ¿a qué no te sorprende saber que son más que un delicioso fruto?

Una taza de estas bayas contiene 106 calorías y 26,68 gramos (g) de carbohidratos, además de contener otros nutrientes como vitamina A y C, ácido fólico, potasio, calcio, hierro, y ser alta en fibra.

¿Y cuáles son algunas de sus propiedades ?

Las bayas de sauco estimulan a tu sistema inmune para que esté mejor  preparado ante las enfermedades. 

Y no solo eso, algunas de sus propiedades están relacionadas con la mejoría ante enfermedades respiratorias. 

Estas son algunas de sus propiedades:

1. Mejora tus defensas: consumir las bayas de sauco promueve y regula la producción de glóbulos blancos -los soldados de tu cuerpo-, lo cual reduce la inflamación y brinda apoyo al sistema inmune.

2. Potente antioxidante: las flores, frutos y hojas de la planta de sauco son excelentes fuentes de antioxidantes. Algunos de sus compuestos tienen incluso 3,5 veces el poder antioxidante de la vitamina E.

3. Propiedades antivirales: ¿Alguna vez te han dado a probar una infusión de flores de elderberry cuando sientes malestar? Sus efectos contribuyen a reducir la duración y severidad de la gripe y el resfriado común.

4. Salud cardiovascular: el jugo de sauco no solo es delicioso, también puede reducir el nivel de colesterol en la sangre. Además, posee compuestos como las antocianinas, que pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

5. Control de azúcar en la sangre: las bayas de sauco pueden aumentar la secreción de insulina y regular una enzima llamada α-glucosidase, lo que contribuye a balancear los niveles de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de afecciones como la diabetes tipo 2.

¿Y como puedo consumir estas bayas?

Las bayas de sauco son bastante agrias y deben cocinarse en agua (y por lo general con algún endulzante) para comerlas. 

Por su parte, las flores tienen un delicado aroma y pueden consumirse crudas o cocidas. 

¡Pero cuidado! Consumir las bayas crudas, la corteza y las hojas de este arbusto puede causar problemas estomacales e incluso ser venenoso.

También puedes encontrarlas bajo la forma de suplementos como jarabes, gomitas y cápsulas.

Consumirlas bajo la forma de suplementos permite concentrar el poder nutritivo de este fruto y optimizar sus beneficios para la salud.

Así como Gladys y su vecino, ahora sabes que las bayas de sauco esconden beneficios milenarios para tu salud. Potencia tu sistema inmune y nutre tu organismo con este secreto de la naturaleza.

Visita nuestra tienda y descubre la variedad que mejor se adapte a ti, aquí tenemos una variedad de los productos que podrás encontrar.